Vamos a revisar nuestros seguros anualmente

¿Eres de esas personas que pone cara de póquer en qué momento le preguntan en qué momento le vence el seguro del turismo? ¿Has pensando en mudar de entidad empresa aseguradora el seguro de tu casa y piensas que con devolver el recibo es suficiente? ¿Te mareas solo de meditar en repasar tus contratos de seguro?

Año nuevo, costumbres nuevas. Toma nota y te vas a dar cuenta que aplicando unos fáciles consejos lograrás tener controladas y al día tus pólizas. Si pese a hacer un seguimiento tienes dudas puedes debes asistir a un especialista en seguros independiente a fin de que te asesore.

Planea

Es recomendable que apuntes en tu agenda la data en que se acaban tus seguros. Anótalo con un par de meses de antelación, de manera que tengas tiempo de repasar las condiciones y, de ser preciso, puedas efectuar la busca de otras alternativas que se amolden mejor a tus necesidades actuales.

Si has decidido fraccionar el pago, ten singular cuidado no confundir el vencimiento de la póliza con el vencimiento del recibo. Salvo casos singulares como los seguros por días, las pólizas son anuales. Si la has contratado en el primer mes del año, concluirá en exactamente el mismo mes del siguiente año y, si bien la pagues en un par de veces, no vas a poder mudar de compañía a mitad de anualidad.

Examina

Los seguros no son de por vida. Las circunstancias personales cambian, nuestros peligros asimismo y, los seguros, deben amoldarse a nuestra nueva situación. Cada producto tiene sus peculiaridades singulares y, al comprobar el seguro del vehículo, debes tener en consideración aspectos diferentes que los que valoras en el seguro de tu casa.

Seguro de Hogar

Lo más frecuente en el momento de asegurar tu casa es que contrates un seguro multirriesgo. Estos seguros incluyen coberturas en frente de daños de diversa índole: incendio, hurto, daños eléctricos, responsabilidad civil…

Debes repasar tu contrato para saber qué cubre y qué no y si las garantías tienen límites o bien franquicias. Pon singular atención en los capitales asegurados para el continente, el contenido y la Responsabilidad Civil.

Fíjate en que las sumas aseguradas sean las convenientes. El continente garantiza reconstruir tu casa y, el contenido, restituir tus posesiones en el caso de un siniestro esencial, como un incendio. En lo que se refiere a la Responsabilidad civil, es una de las coberturas que más cefaleas te puede ahorrar. Cubre los daños que ocasiones a otros en el campo de tu vida privada, como cabeza de familia y también, aun, como dueño de animales familiares.

Seguro de Vehículo

Seguramente el seguro que cambiamos de forma más frecuente y, la mayor parte, lo hace basándose solamente en el coste. Es esencial ver más allí y no dejarnos guiar solo por el puñado de euros que nos marchamos a ahorrar.

Pon atención en las coberturas y, de nuevo, en las posibles restricciones de exactamente las mismas. ¿La asistencia en carretera que te ofrecen es desde el KM 0? ¿Qué cobertura de fallecimiento y también invalidez tiene el Seguro del conductor? ¿Los gastos médicos están limitados? ¿La franquicia en daños propios es exactamente la misma?

Si bien puedan parecer iguales, no todos y cada uno de los seguros lo son y, lo que de entrada parecía un ahorro, puede suponer desembolsos esenciales con el tiempo.

Seguro de Vida

Caso de que tengas hijos pequeños, hipoteca o bien otro género de obligaciones, es más que probable que cuentes asimismo con un seguro de vida.

En el momento de repasar este producto, es esencial tener en consideración la razón que te ha llevado a contratarlo. ¿Deseas dejar a tu familia libre de la hipoteca si mueres? ¿Qué tus hijos puedan continuar estudiando? ¿Cubrir la mengua de ingresos si no puedes regresar a trabajar?

Los capitales y garantías que vas a precisar contratar en unos casos o bien otros son diferentes. La cobertura de fallecimiento serviría para las 2 primeras situaciones y, para la tercera, deberías tener contratada la invalidez permanente.

Debes tomar en consideración tu estado de salud. Si has pasado por una enfermedad esencial probablemente no halles una entidad empresa de seguros que te admita como usuario. Si lo hacen va a ser bajo una de estas fórmulas: a cambio de un coste mayor o bien excluyendo el fallecimiento y también invalidez por esa enfermedad. En un caso así, no anules tu póliza actual hasta estar seguro que te admiten en la compañía que has elegido.

Para finalizar, examina las exclusiones. A las empresas aseguradoras no acostumbran a agradarle, por servirnos de un ejemplo, las profesiones y deportes de peligro o bien las competiciones deportivas.

Decide

Si, por último, has encontrado motivos suficientes para mudar tu póliza, debes conocer el procedimiento a continuar.

Para cancelar tu contrato actual debes informar con un mes de antelación a tu aseguradora, por escrito y de manera que quede perseverancia del envío, con lo que pueda pasar.

No devuelvas el recibo. Hace unos años esta práctica era la frecuente cuando deseabas mudar de compañía. Te procurabas otra opción alternativa, la contratabas y dabas orden de devolución al banco. La compañía que abandonabas te llamaba dos veces mas, una vez afirmabas que te habías alterado, procedían a la cancelación.

Hoy día las cosas son diferentes. La Ley afirma que tienes un plazo para oponerte a la renovación del contrato y, si no lo haces y optas por no abonar el recibo, el asegurador está en su derecho a demandar judicialmente el pago. Previamente no lo hacían mas, las cosas han alterado y el día de hoy puedes llevarte una desapacible sorpresa.

Planea, es la mejor manera de mantener el control sobre tus seguros. Revísalos, verifica que lo que tienes contratado es lo que precisas. Y, si no es de esta manera y decides mudarlos, vas a tener el tiempo preciso para cumplir con el plazo legal y hacer las cosas bien.