¿Merece la pena asegurar partes de tu cuerpo?

Asegurar unas partes del cuerpo es una tendencia poco a poco más popular entre los conocidos que, de una forma o bien otra, dependen de su cuerpo para sostenerse en la cresta de la ola. Esta práctica asimismo se hace popular en ciertos campos profesionales que, sin ser tan glamurosos, asimismo hallan muchas ventajas en esta clase de pólizas.

No obstante, como cabía aguardar, estas pólizas no son nada económicas. Si bien si tu mayor fuente de ingresos depende de alguna una parte de tu cuerpo.

Quién puede asegurar su cuerpo
Las empresas aseguradoras que ofrecen esta clase de pólizas dejan asegura la voz a los vocalistas o bien a los atletas asegurar sus piernas o bien sus manos (semeja que Fernando Alonso pagó diez millones de euros para asegurar sus pulgares). Asimismo hay quien asegura sus piernas, su trasero, su melena (como Jennifer Aniston) su semblante, el vello del pecho (como Tom Jones, que pago cinco millones) su lengua (con Miley Cyrus), su sonrisa (Julia Roberts) o bien cualquier signo de identidad responsable, en una gran parte, de sus ingresos. Ciertos, como Daniel Craig, tienen asegurado su cuerpo entero (y “solo” le costó diez millones de dólares americanos, aproximadamente).

Entre los colectivos profesionales que aseguran unas partes del cuerpo más a menudo resaltan los cirujanos y médicos, asimismo los músicos, en especial los pianistas. Las unas partes de cuerpo que acostumbran a asegurar son las manos y la vista.

Con estas pólizas, que en ocasiones pueden parecer algo excéntricas, lo que pretenden los asegurados es asegurarse una fuente de ingresos frente a una posible pérdida de sus facultades.
Qué coste tiene asegurar un una parte del cuerpo

Como afirmábamos, este género de pólizas pueden ser contratadas por cualquiera que la necesite, sin precisar ser renombrado. Tampoco es preciso gastarse el pastizal que se gastan . Probablemente tampoco precises una indemnización tan exorbitante. Por dar una cantidad, con una prima anual de seis mil euros puedes asegurar ciertas unas partes de tu cuerpo y asegurar una indemnización de algo más de un millón de euros. Si bien con matices, como un ejemplo vale, si bien no cuesta lo mismo asegurar unas partes que otras.

Generalmente, el coste del seguro para cubrir parte del cuerpo está dependiendo del capital asegurado, o sea, conforme el coste que ponga el asegurado. O sea, el asegurado va a deber ponerle coste, en cierta forma, a su miembro anatómico, y a lo que perdería si lo perdiese o bien quedase inútil.

Las empresas aseguradoras tienen unas tablas con diferentes valoraciones dependiendo de la una parte del cuerpo que se quiera asegurar. Las partes más valoradas acostumbran a ser las manos, el cerebro, los ojos y las piernas. Otras parte, como los dedos, las orejas, los oídos y la nariz, generalmente, acostumbran a salir más asequibles. No obstante, todo depende del caso y, en el momento de fijar la prima, de la cantidad qeu se fije como indemnización.

Como cabe aguardar, esta clase de pólizas tienen un condicionado muy riguroso y unas restricciones esenciales que han de ser tenidas en cuenta. Mas esto no es ninguna novedad. Al fin y a la postre, son seguros.